Ayudar a los hispanos a llevar vidas más saludables

Last Reviewed: September 7, 2023
Portrait of Edgar Gil Rico

“Cuanto mejor informada esté la comunidad, más podrá cuidarse a sí misma y a su familia… La pregunta más frecuente es ¿qué puedo hacer para mantenerme lo más saludable posible con los recursos que tengo?”.—Edgar Gil Rico, Alianza Nacional para la Salud Hispana

Hace quince años, Edgar Gil Rico se unió a la Alianza Nacional para la Salud Hispana, la organización de defensa de la salud hispana más grande del país. Edgar no tenía experiencia profesional en salud pública en ese entonces, pero aportó sólidas habilidades en participación comunitaria y gestión organizacional, y un compromiso personal para ayudar a mejorar la salud para todos.

Edgar llegó a los Estados Unidos por primera vez a los 26 años desde Colombia, su país natal. Como muchos otros inmigrantes hispanos, pasó sus primeros años trabajando en varias ocupaciones sin seguro médico. En ese entonces, su enfoque principal era aprender inglés y conseguir un trabajo estable para pagar el alquiler, comprar comida y enviar dinero a casa.

“Las personas de nuestra comunidad vienen aquí y sueñan con ser dueños de una casa, iniciar un negocio”, dijo Edgar. “Hacen todo por su familia y, a menudo, se olvidan de su salud y todo lo que trabajaron tan duro para lograr se puede perder”.

Ahora, como coinvestigador principal de Todos Juntos: All of Us, una iniciativa de la Alianza financiada con fondos federales para promover la participación en el Programa Científico All of Us de los Institutos Nacionales de la Salud, Edgar considera que su función es ayudar a los hispanos a concentrarse en su salud.

“Cuanto mejor informada esté la comunidad, más podrá cuidarse a sí misma y a su familia”, dijo Edgar. “La pregunta más frecuente es ¿qué puedo hacer para mantenerme lo más saludable posible con los recursos que tengo?”.

Hacer de la salud una prioridad

Durante el Mes Nacional de la Salud del Hombre, Edgar centró sus esfuerzos en alentar a los hombres a priorizar su salud y bienestar. La Alianza organizó una feria de información en la ciudad de Nueva York con el Centro Médico de la Universidad de Columbia, otra organización colaboradora de All of Us. Este tipo de eventos le dan a Edgar la oportunidad de iniciar conversaciones con hombres cara a cara.

“Las mujeres son las jefes de la familia”, dijo Edgar. Mientras que ellas suelen dirigirse directamente a las mesas, a recopilar información y ver que exámenes de salud hay disponibles, algunos hombres eligen conversar entre ellos fuera del lugar donde transcurre el evento principal.

“Estas situaciones son oportunidades perfectas para hablar sobre la salud de los hombres, pero es importante acercarse a ellos con información relevante y con ejemplos tangibles”, dijo Edgar.

En una feria de salud, Edgar se acercó a un grupo de hombres de mediana edad para ofrecer información sobre el cáncer de colon. Los hombres se negaron con la cabeza y le dijeron que no estaban interesados. Sin embargo, un señor mayor del grupo habló y dijo que recientemente se había hecho una colonoscopia y descubrió que todo estaba bien. Edgar elogió al hombre y le hizo saber al grupo que la mayoría de los cánceres colorrectales se desarrollan lentamente y que las primeras etapas pueden no presentar síntomas. Las pruebas de detección, les dijo, pueden salvar vidas.

Promover la participación en la investigación sobre la salud

Más allá de compartir información sobre la salud, Edgar también crea conciencia sobre las oportunidades para participar en la investigación biomédica. Cuando invita a las personas a unirse a All of Us, Edgar pone énfasis en lo que obtienen a cambio. Los participantes que dan muestras biológicas pueden optar por recibir resultados genéticos, incluida la información sobre su ascendencia y rasgos genéticos.

Pronto, el programa también ofrecerá resultados relacionados con la salud, incluida la información sobre los riesgos de los participantes de contraer ciertas enfermedades y las reacciones que pueden tener a ciertos medicamentos en función de su ADN.

“Con All of Us, puede aprender más sobre usted mismo y tomar mejores decisiones en su propio proceso de salud”, explicó Edgar.

Aprender haciendo

Edgar creció en Bogotá, la capital de Colombia, como uno de cinco hermanos. Sus padres nunca terminaron la escuela secundaria, ya que necesitaban trabajar y ayudar a mantener a sus familias. Ellos inculcaron una fuerte ética de trabajo en sus hijos. 

Después de graduarse de la escuela secundaria, Edgar trabajó en un banco en Bogotá y obtuvo una Licenciatura en Negocios. Para avanzar en su carrera, Edgar estaba ansioso por aprender inglés. Encontró un vuelo económico a Washington, D.C., y dejó su tierra natal —el primero y único de su familia en emigrar—. Trabajó en múltiples oficios como construcción y limpieza, desde el amanecer hasta el anochecer, para cubrir los gastos y tomó clases de inglés en las noches.

Dos años más tarde, sus habilidades bilingües ganadas con tanto esfuerzo rindieron frutos, ya que lo ayudaron a conseguir un trabajo como gerente de Programas Empresariales en una organización sin fines de lucro de Washington, D.C. enfocada en ayudar a los inmigrantes hispanos a tener éxito en los negocios. Más tarde, Edgar recibió su Maestría en Negocios y Desarrollo Comunitario de la Escuela de Negocios de Copenhague.

Construir una red familiar y comunitaria

Las clases nocturnas de inglés no solo le abrieron las puertas profesionalmente, sino que también le presentaron a Edgar el amor y el matrimonio. En 2001, se casó con Gina Ellison, profesora de inglés en la escuela a la que asistía. Hoy tienen una hija de 12 años que asiste a una escuela secundaria bilingüe cerca de su casa en Virginia.

“Mi esposa ha sido mi mejor mentora”, dijo Edgar. “Ella es la persona que me abrió los ojos a tantas oportunidades”.

Edgar y Gina comparten la pasión por correr y andar en bicicleta. Edgar ha corrido varias maratones, incluidas algunas para promocionar All of Us. Su esposa, triatleta, inspiró a Edgar a empezar a correr.

Foto familiar tomada al aire libre de Edgar con su esposa Gina y su hija
Edgar con su esposa Gina y su hija
Edgar corriendo en una carrera
Edgar corre en la Maratón de la Ruta del Tabaco en Carolina del Norte a principios de este año

“Nunca antes había corrido. Bueno, tal vez para tomar un autobús en Bogotá”, dijo Edgar. “Empecé con una carrera de 5 kilómetros y, dos años después, estaba corriendo una carrera de 50 kilómetros para promover All of Us”.

A lo largo de su participación en All of Us, Edgar ha sido uno de los defensores más fervientes del programa, trabajando para difundir el mensaje de una manera que resuene en las comunidades a las que sirve.

“Para obtener la participación de aquellos que suelen estar subrepresentados en la investigación en salud, debemos adaptar nuestros mensajes”, explicó Edgar. “Cuando hablamos de medicina de precisión, necesitamos mensajes precisos para poder llegar a todas las comunidades”.

Comparta su historia con All of Us

Si desea recomendar a alguien para que aparezca en una historia, envíe una sugerencia.

COMPARTA UNA HISTORIA

¿Está interesado en el Programa Científico All of Us?